HEBRÓN

La ignorancia garantiza la impiedad

“Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia” 2 Pedro 1:3

Me asombra el poder que la Biblia le da al conocimiento. Pensemos en 2 Pedro 1:3: “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia”.

Literalmente, todo el poder disponible de parte de Dios para vivir y ser piadoso ¡viene a través del conocimiento! ¡Es asombroso! ¡Cuánto énfasis deberíamos poner en la doctrina e instrucción en las escrituras! la vida y la piedad están en juego.

No es que el conocimiento garantice la piedad. No lo hace, pero parece que la ignorancia garantiza la impiedad, ya que según dice Pedro, el poder divino que lleva a la piedad se da a través del conocimiento de Dios.

He aquí tres implicaciones, una advertencia, y una promesa:

  1. Leer, leer y leer. Pero tengamos cuidado de no gastar nuestro tiempo en espuma teológica. Leamos libros doctrinales ricos acerca de “aquel que nos llamó por su gloria y excelencia”.
  2. Meditar y meditar. Desacelerar. Tomarse el tiempo para pensar acerca de la Biblia. Hacerse preguntas. Escribir un diario. Permitirnos a nosotros mismos vernos metidos humildemente en cosas confusas y problemáticas. Las enseñanzas más profundas surgen de intentar ver la raíz que unifica dos ramas aparentemente antagonistas.
  3. Discutir y discutir. Formar parte de un grupo al que le preocupe apasionadamente la verdad. No solo que le guste hablar y exponer problemas, sino un grupo que crea que existen respuestas bíblicas a problemas bíblicos.

Advertencia: Oseas 4:6 dice “mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento”. Romanos 10:2 dice: “tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia”.

Promesa: Hebreos 8:11-12 dice “11 Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. 12 Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades”

Solid Joys | John Piper

Comentar