HEBRÓN

La mujer virtuosa halla Gracia

Jehová recompense tu obra, y tu remuneración sea cumplida de parte de Jehová Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte. (Rut 2:12)

Mujer Virtuosa

Rut es la única mujer en la Biblia a la que se le llama “virtuosa” de forma explícita (Rut 3:11) pero desde el capítulo dos, empezamos a ver algunas de las características que la distinguen como esa mujer de la que nos habla Proverbios 31.

  1. Una mujer trabajadora (Prov 31:13): Rut era joven y fuerte, le gustaba trabajar. Tan así que rogó a Noemí para que la dejara ir a los campos a recoger espigas (v2) desde la mañana, sin descansar ni por un sólo momento (v7).
  2. De nuevo me sorprende la actitud y el corazón de Rut, dispuesto a servir, a someterse y hacer lo que le tocaba. En realidad, Rut no trabajaba por espigas, ella se esforzaba para conseguir grano. Y esto me hace pensar en todo lo que hacemos y por qué lo hacemos. La vida de Rut nos invita a esforzarnos por nuestra familia, nuestros hijos, nuestro marido, por dar siempre lo mejor de nosotros como si fuera para el Señor (Col 3:3).
  3. Una mujer generosa (Prov 31:20): Rut no trabaja solo para ella, también lo hacía para sustentar a Noemí. Todo lo que conseguía era para las dos (v18) no se guardaba nada ni escondía nada. De nueva cuenta, esto nos demuestra corazón lleno de amor que tenía Rut, y me hace pensar en qué tanto ayudamos a los que nos rodean, teniendo poco o mucho; ¿con qué corazón lo hacemos?
  4. Una mujer humilde (Prov 31:26): Rut se humilló delante de Booz y lo reconoció siempre como el dueño de la tierra en la que ella trabajaba (v8-10). Rut guiada por el Señor supo contestar y comportarse de forma adecuada delante de Booz. Los logros de Rut se los atribuimos a un corazón humillado delante Dios. ¿Cuántas veces realmente nos humillamos y dejamos que Dios haga el trabajo? Dios quiere un corazón humilde y rendido a Él para que pueda obrar grandes cosas en nosotros.

Gracia

¿Cuál fue el resultado de que Rut mostrará estas características?

Dios le permite a Booz ver a Rut (v5) y tener un encuentro con ella (v8), aparentemente por “casualidad” pero sabemos que es Dios quien está detrás de estas todas estas cosas (Prov 16:33).

El comportamiento de Rut atrajo la atención de Booz (v5) su esfuerzo y su trabajo hizo que hablarán bien de ella. Esta actitud sorprendió a Booz, y logró hallar gracia delante de él. En todo el capítulo dos, vemos cómo Booz tuvo especial cuidado de Rut: le da agua (v8), la sienta a comer con él (v14), la deja recoger en sus campos (v15) y pide a sus trabajadores que dejen caer intencionalmente granos (v16).

Podríamos pensar que Rut no merecía ningún trato de estos, pues además ella era extranjera, pero en todo momento vemos como la mano de Dios sustenta y recompensa a los que le siguen y buscan de todo corazón.

Con esta historia nos damos cuenta de que en cualquier situación Dios nos bendice siempre. Rut halló gracia delante de Booz, y se lo debió a su corazón humilde y a su actitud dispuesta. Booz es una representación de Cristo en nuestras vidas, aun cuando no merecemos nada es simplemente el favor de Dios sobre nuestras vidas.

La relación entre Booz y Rut es una imagen de la relación de Jesús con la iglesia; si lo ilustramos, Rut es el pecador que está fuera de la familia de Dios. Pero Dios toma la iniciativa y provee para que seamos parte de su familia por medio de la fe en Jesucristo (Ef 2:10-22).

Comentar