HEBRÓN

Nuevo pacto, mejores promesas

El antiguo pacto era bueno y cumplió con su propósito que era mostrar la santidad de Dios y el pecado del hombre. Su propósito era guiar al mesías en el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento revela el pecado y el Nuevo Testamento erradica el pecado. En Hebreos 8:6-13, se muestran 5 maneras en que el nuevo pacto es mejor. El propósito del creyente es entender porque el nuevo pacto es mejor que el antiguo con el propósito de adorar mejor a Cristo. Este era el objetivo del autor de Hebreos pues la audiencia se estaba aferrando al judaísmo y sus leyes.

El Nuevo Pacto es mejor porque es nuevo.

Dios no remplaza algo nuevo con algo peor. Cristo es el mediador entre Dios y los hombres, y quien ministra en el nuevo pacto. Este es un pacto que es “sin defecto”. El Nuevo Pacto es impecable, remplaza el Antiguo Pacto porque tenía un defecto. El defecto no estaba en el pacto porque la ley es perfecta (Heb. 8:6). El defecto estaba en el hombre. En los israelitas que no fueron capaces de guardar el pacto. El defecto del Antiguo Pacto tenía que ver exclusivamente con los hombres. El problema fue que la gente no pudo obedecer la ley y no presenta solución al pecado.

El Nuevo Pacto es mejor porque es Dios quien establece su pacto.

El versículo 8 dice que es Dios quien establecerá un Nuevo Pacto. Esto muestra que siempre es Dios el que toma la iniciativa y hace algo por el hombre. Un día, Dios cumplirá su pacto con la casa de Israel. Esta es una promesa futura. Los gentiles hemos entrado en el Nuevo Pacto pero eso no significa que Dios no vaya a cumplir sus promesas con Israel. El Señor no se ha desentendido de Israel.

El Nuevo Pacto es mejor porque es interno.

En el Nuevo Pacto Dios escribe su ley sobre la mente y el corazón de las personas. Esta es lo solución al problema del hombre. El hombre necesita ser santificado desde dentro y esto solo lo trae el Nuevo Pacto. Dios poco a poco santifica al creyente y lo cambia para parecerse más a Cristo. El Nuevo Pacto garantiza la fidelidad del cristiano a la ley. Dios garantiza la validez del Nuevo Pacto por medio de la santificación. El Antiguo Pacto mostro que el hombre no era capaza de buscar la santidad. Dios promete que no abandonara a aquellos que están en el Nuevo Pacto.

El Nuevo Pacto es mejor porque es eficaz.

El versículo 11 describe como todos “conocerán al Señor”. Esto muestra que Dios promete el cumplimiento en su totalidad con el Nuevo Pacto (Jeremías 31:36). Dios erradicara el pecado. Dios será propicio a nuestras injusticias. No se acordara más del pecado de sus hijos. Esto significa que no se le va a quedar en la memoria que pecamos.

El Nuevo Pacto es mejor porque es perdurable.

El Antiguo Pacto desaparece no porque haya fallado sino porque ya cumplió su función. Este Nuevo Pacto durara por siempre. Que Dios tan grande tiene el cristiano pues diseño un Nuevo Pacto acorde a nuestras necesidades.

Josías Grauman | Grace Communuty Church en Español

Comentar