HEBRÓN

Ora por su Gloria

Mateo 6:9 “Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”

Docenas de veces, las Escrituras nos dicen que Dios hace las cosas “por amor a su nombre”. Pero si te preguntas qué es lo que mueve el corazón de Dios en esta frase (y muchas como estas), la respuesta es que Dios se deleita en que su nombre se de a conocer.

La primera y más importante oración que se puede orar es esta: “Santificado sea tu nombre”. Esta es una petición a Dios a que trabaje para que la gente santifique su nombre.

Dios ama que más y más gente “santifique” su nombre, y por eso su Hijo enseña a los cristianos a poner sus oraciones en línea con esta gran pasión del Padre.

“Señor, haz que cada vez más gente santifique tu nombre” es decir, que lo estimen, lo admiren, lo respeten, lo atesoren, lo honren, y lo alaben. Básicamente, es una oración misionera.

Solid Joys | John Piper

Comentar