HEBRÓN

Predestinados

Las personas estamos espiritualmente muertas antes de conocer a Cristo, y solo Él puede cambiar la condición de pecado en el corazón del hombre, que nos dejó indefensos y enojados con Dios.

Reconocer nuestros errores no nos cambia ni nos hace mejores. Es Su Espíritu quién convence de pecado, y Su misericordia la que abre nuestro entendimiento.

Entonces se produce en nosotros el deseo de caminar conforme a Su palabra y al plan de Dios para el cual fuimos predestinados.

Laura Solís

Laura es la esposa del pastor Juan E. Solís. Está encargada del ministerio de mujeres y la escuela bíblica de la Iglesia Ministerios de Amistad Cristiana Vino Nuevo, actualmente sirve en Hebrón compartiendo sus estudios.

Comentar